Dokk1 de Schmidt Hammer Lassen se distingue como la Biblioteca Pública del 2016

Este año, la Federación Internacional de Asociaciones de Bibliotecas e Instituciones (IFLA) ha nombrado a la Biblioteca Dokk1 de Schmidt Hammer Lassen en Aarhus, Dinamarca como ganadora de su Premio Anual para la biblioteca pública del año.

Al superar a la Biblioteca Pública de Chicago en Chinatown diseñado por SOM; la Biblioteca y Centro del Patrimonio de Geelong en Geelong, Australia, diseñada por ARM architecture; y a la Biblioteca Pública Success por Bollig Design Group; Dokk1 se convirtió en la primera biblioteca danesa en ganar el premio.

Completada en junio 2015, Dokk1 es la biblioteca pública más grande de Escandinavia, que contiene el espacio para un centro de atención al ciudadano, oficinas y estacionamiento automatizado con capacidad para 1000 vehículos. Sus grandes escaleras y zonas exteriores del edificio se conectan con su emplazamiento en la desembocadura del río de Aarhus, permitiendo que la biblioteca se convierta en un punto de encuentro para el intercambio de conocimientos y oportunidades. Dokk1 fue un éxito instantáneo con la comunidad; en los 7 meses desde la apertura, la biblioteca ya ha recibido a más de 1 millón de visitantes.

“Dokk1 es una plaza urbana cubierta, un paisaje ondulado que facilita el aprendizaje, el intercambio de conocimientos, la innovación y el sentido de comunidad,” dice Kim Holst Jensen, socio de Schmidt Hammer Lassen Architects. “Nuestro objetivo ha sido crear un ambiente estimulante y dinámico en este lugar único que fomenta las relaciones valiosas y significativas con las personas; un centro cultural que todos puedan verse a sí mismos. La arquitectura, con todas las disciplinas de apoyo, ha servido para satisfacer esta mayor ambición y nos hemos visto abrumados por cómo la gente de Aarhus han adoptado Dokk1 desde el primer día de su apertura”, dice Kim Holst Jensen de Schmidt Hammer Lassen Architects.

El jurado ha valorado la biblioteca por revitalizar una parte infrautilizada de la ciudad mediante la creación de un edificio que reacciona adecuadamente a su contexto en cada elevación:

“Con su ubicación única y central en la ciudad, la biblioteca se ha convertido en un elemento clave en la estrategia futura para crear más vida al lado del puerto, una zona que solía estar prácticamente desierta”, el jurado comentó en su comunicado. “Es evidente que la accesibilidad se le ha dado una alta prioridad, no sólo en el posicionamiento de la biblioteca, sino también en las muchas áreas al aire libre y las escaleras que dan acceso al edificio desde cada lado. Esto es apoyado por la forma y el revestimiento de la fachada del edificio, que no tiene parte posterior, pero que se le ha dado una fachada principal a cada zona. Tanto al interior como al exterior, un elemento de construcción clásica, la escalera, se ha utilizado tanto como una necesidad funcional como un lugar de encuentro y de descanso”.

Además, el jurado encontró la paleta del material seleccionado del edificio muy limpia y duradera, sin dejar de sentirse atractiva:

“El jurado también encuentra gran valor arquitectónico en la simple y consistente elección de los materiales en todo el edificio, que se adapta de forma natural en el medio ambiente del puerto. Por otra parte, los materiales son de alta calidad sin ser ostentosos, lo que hace que el edificio se destaque como un lugar para la diversidad con espacio para todo el mundo”.

Fuente: plataformaarquitectura.cl